6 criterios claves para elegir el equipo de elevación correcto para tu trabajo

El psicólogo Abraham Maslow dijo: “Si la única herramienta que tienes es un martillo, supongo que será tentador tratar a todo como si fuera un clavo”.

Cuando se trata de equipos de elevación, la principal ventaja de alquilarlos es tener la flexibilidad necesaria para elegir la herramienta correcta para cada ocasión.

La diferencia entre elegir el equipo de elevación correcto para un trabajo dado y otro “casi” correcto, puede marcar una gran diferencia en la productividad y la seguridad con la que se realice la tarea.

La elección del equipo adecuado permitirá elevar personas y/o herramientas de manera rápida y segura y completar el trabajo de la forma más eficiente y rentable posible.

La elección de un equipo “casi” correcto puede provocar ineficacias o incluso accidentes causados en general ​​por usuarios que intentarán hacer más de lo que el diseño del equipo de elevación les permite.

El primer paso para elegir el equipo adecuado es definir lo que necesita lograr y cómo un equipo te ayudaría a hacerlo de manera segura.

Hacer un análisis del lugar de trabajo y una evaluación de riesgos no solo te permitirá identificar los peligros potenciales y encontrar formas de evitarlos o minimizarlos, sino que también te facilitará elegir el mejor equipo para el trabajo que se deseas realizar.

El proceso identificará la altura, el alcance, los espacios libres, las condiciones del suelo, los obstáculos y otros factores vitales para elegir el equipo adecuado.

6 criterios claves para elegir el equipo de elevación correcto para tu trabajo
6 criterios claves para elegir el equipo de elevación correcto para tu trabajo

Seis criterios a considerar

Se deben considerar varios criterios al especificar una plataforma elevadora. Aquí hay seis de los principales.

Elevación requerida:

¿Qué altura debe alcanzar y qué tipo de trabajo debe realizarse en altura? Un trabajador debe poder llegar cómodamente al área de trabajo, y la altura del área de trabajo puede dictar el tipo de elevador utilizado. Algunos elevadores de tijera pueden generalmente alcanzar entre 6 y 12 m, y algunos incluso pueden llegar a alturas de hasta 18 m.

La necesidad de trabajar más alto que eso eliminará la consideración de los elevadores tijera. Actualmente, los elevadores de brazo telescópico pueden alcanzar alturas de aproximadamente 56 m, por lo que para trabajos más altos, pueden ser la respuesta buscada.

Alcance horizontal requerido:

¿Qué tan cerca puede llegar la plataforma elevadora al lugar de trabajo? Si el elevador puede llegar casi directamente debajo del lugar de trabajo, un elevador de tijera puede ser la mejor opción. Pero si el elevador no puede acercarse al trabajo debido a obstáculos, suelo inestable o alguna otra razón, un elevador de brazo articulado es una mejor solución.

El alcance horizontal debe considerarse en combinación con la altura requerida. Por ejemplo, extender 10 m horizontalmente a una altura de trabajo de 9 m requiere una máquina más pequeña que extender 10 m horizontalmente a una altura de 36 m.

Al observar el alcance horizontal requerido, también es importante tener en cuenta la altura de elevación necesaria. Un elevador de brazo telescópico generalmente tiene un brazo recto, por lo que es posible que deba ser colocarlo más lejos del lugar de trabajo elevado si se necesita superar obstáculos altos entre el elevador y el lugar de trabajo.

Capacidad requerida:

¿Cuántas personas, cuánto equipo y materiales y cuánto peso total deben levantarse? El elevador debe tener la capacidad nominal para levantar a las personas, los materiales y las herramientas necesarias a la altura de alcance para realizar el trabajo. Algunas plataformas elevadoras tienen una capacidad dada para un radio específico y una capacidad menor cuando el alcance es más lejano. Es importante conocer la capacidad que necesitará dentro del radio (alcance horizontal) donde se realizará el trabajo.

Algunos elevadores están clasificados para un número máximo de personas, incluso si su peso total no es igual a la capacidad de peso de la máquina. Por ejemplo, un elevador de brazo que está clasificado para dos personas y tiene una capacidad de 290 kg no se puede usar para levantar a tres personas, incluso si su peso total sea sólo de 270 kg. Por lo tanto, cuando consideres una plataforma elevadora, debes asegurarte la cantidad de personas que admite, así como el peso total soportado.

Requisitos de conducción y soporte en tierra:

Las condiciones del suelo en el lugar de trabajo son una consideración importante al elegir una plataforma elevadora. El terreno accidentado, flojo o inclinado requiere plataformas elevadoras para terrenos accidentados. Si el elevador funcionará sobre una losa de concreto, una tijera o un brazo articulado para terrenos regulares pueden ser la mejor opción.

Algunas otras consideraciones sobre el terreno son si el suelo soportará el peso, qué espacio está disponible para que el elevador opere, si se trata de pisos terminados que deban protegerse y que necesiten ruedas que no dejen marcas, y si el elevador necesitará estabilizadores para nivelarlo.

Fuente de energía:

¿Funcionará el elevador en el interior, el exterior o en ambos? Si el elevador funcionará en el interior, es posible que se requiera un modelo a batería que no genere gases de combustión. Si el elevador va a funcionar en el exterior, especialmente en terrenos accidentados , la solución probablemente será un equipo con motor diésel.

Recientemente, han aparecido en el mercado elevadores de propulsión híbrida que combinan la energía de la batería con un motor diésel. La energía híbrida puede permitir que la misma máquina funcione con energía diésel en el exterior cuando sea necesario y con la energía de la batería en el interior.

Acceso al área de trabajo:

Es importante visualizar la operación de principio a fin al elegir la plataforma elevadora. ¿Dónde se entregará? ¿Cómo llegará desde el punto de entrega a las áreas donde funcionará? ¿Tendrá que desplazarse hacia arriba o hacia abajo, maniobrar a través de áreas estrechas o pasar por puertas con marcos estrechos? ¿Cuánto espacio libre hay disponible en el área de trabajo? ¿Hay espacio para que la torreta del elevador se mueva sin golpear nada? ¿Hay alguna obstrucción aérea que deba solucionarse?

Aunque para seleccionar un manipulador telescópico hay que tener en cuenta diferentes criterios, el proceso es, en lo fundamental, el mismo. Comienza por definir lo que desea hacer, considera las condiciones en las que trabajará y realiza un análisis del lugar de trabajo y una evaluación de riesgos.

Deja un comentario