Andamios versus Plataformas Elevadoras

Arribo al sitio donde se hará el trabajo:

Una vez descargadas en el lugar de trabajo e inspeccionadas de acuerdo con el manual del operador, las plataformas elevadoras se pueden autopropulsar hasta el área donde comenzarán a operar.

Por el contrario, los andamios deberán transportarse manualmente al lugar de trabajo. Después de recibidos, podrían requerir además la coordinación con un tercero que se especialice en el montaje / desmantelamiento de estructuras tubulares.

En el lugar de instalación:

Claro que los sitios de trabajo pueden variar desde superficies hechas con losas de hormigón hasta terrenos muy accidentados o irregulares. Hay una plataforma elevadora adecuada para operar en cada superficie, flexibilidad ésta con la que no cuentan las estructuras tubulares.

A veces, el lugar de trabajo elegido demanda que el transporte que trae la estructura del andamio atraviese un terreno difícil que pudiera llegar a hacer imposible la maniobra. Aquí, las plataformas elevadoras para terreno irregular muestran su plasticidad ya que, al ser autopropulsadas, pueden superar estas superficies desafiantes sin mayor problema.

Cuando las instalaciones de sistemas de andamios son grandes, suelen requerir amarres a la estructura principal de la obra para ganar estabilidad lateral. Por el contrario, las plataformas elevadoras son autónomas y están diseñadas para ganar en productividad, permitiendo a los trabajadores movilizar y colocar con precisión el chasis y la plataforma exactamente donde lo necesitan.

Esta facilidad para ubicar libremente a las plataformas elevadoras, versus un sistema de andamios, es particularmente beneficiosa en espacios públicos o comerciales, donde el lugar de trabajo está separado de la huella donde se desenvuelve el movimiento de la plataforma elevadora.

Los brazos articulados o telescópicos se pueden ubicar alejados del área de trabajo, eliminando cualquier interferencia con las operaciones diarias. Las instalaciones de andamios semi-permanentes pueden obstruir o incluso prohibir la circulación, aún después de que se haya completado el trabajo del día

La operación:

Luego de instalar el andamio en el lugar de trabajo, los trabajadores deberán subir al mismo, generalmente por una escalera montada a tal fin. En el proceso irán cargados con materiales y herramientas lo que les demandará un gran esfuerzo físico y un mayor riesgo.

En contraste, los elevadores tijera, articulados y telescópicos proporcionan grandes plataformas diseñadas para transportar en conjunto a los trabajadores, sus herramientas y sus suministros hasta los 54 metros de altura en pocos minutos. Aumentan así la productividad, disminuyen los riesgos y limitan el esfuerzo físico de los trabajadores.

Además, debido a la rigidez que por construcción tienen los distintos niveles de los sistemas de andamios, puede pasar que el obrero no pueda trabajar a la altura deseada, lo que le demandará agacharse para alcanzar la superficie de trabajo.

Así mismo, el trabajo en interiores con andamios rodantes no solo requerirá subir y reposicionar el andamio con frecuencia, sino también desmontarlo o armarlo para moverse entre las habitaciones y las puertas.

Po su parte, las plataformas elevadoras permiten al operador subir a la plataforma, movilizarla y, con el control de elevación proporcional, ajustarla exactamente a la altura necesaria de modo que pueda minimizar la tensión y la fatiga asociadas con agacharse y estirarse.

Además, muchas tijeras pequeñas son capaces de atravesar puertas estándares y trasladarse en ascensores para agilizar el trabajo en aplicaciones interiores.

En síntesis: ventajas de las plataformas de elevación:

Estas son algunas de las razones para preferir las plataformas de elevación vs. los andamios.

  • Cuentan con barandales para evitar caídas y montar el arnés de seguridad.
  • Con distintos tipos de llantas, pueden operar en diferentes tipos de terreno.
  • Con propulsión eléctrica o diésel pueden usarse en interiores y exteriores.
  • Algunos modelos permiten movilizar hasta tres operarios simultáneamente.
  • Fácil movilidad a distintas alturas.
  • Permiten llegar a espacios reducidos eludiendo obstáculos.
  • Son de fácil mantenimiento y limpieza.
  • Cuentan con sistema de nivelación para evitar volcaduras.
  • Cuentan con sistemas de alarmas que protegen al operador y a las personas que trabajan o se desplazan alrededor del equipo.

Desventajas de los andamios

  • No son fáciles de instalar.
  • Para moverlo a otro sitio, hay que desarmar la estructura y armarla nuevamente.
  • Su armado suma tiempos perdidos a la obra.
  • Suman riesgo de caídas por su inestabilidad.
  • No son de fácil mantenimiento ni limpieza.
  • Dificultan subir herramientas, materiales y otros elementos.
  • No pueden usarse en terrenos desnivelados.
  • Esfuerzan físicamente, y de manera innecesaria, a los obreros.

RK Elevaciones es una empresa líder en el alquiler y el servicio de plataformas elevadoras. Tenemos el plan de alquiler y la plataforma elevadora eléctrica o diésel adecuada para tu necesidad.

Llamanos al (0348) 443-6600.

Deja un comentario