Ni grande, ni chica: elige la plataforma elevadora correcta

Demasiada máquina

Tener demasiada máquina para el trabajo puede no parecer un gran problema, pero en lugar de permitirte hacer lo que debes hacer y algo más, usar una plataforma elevadora de gran tamaño puede restringir tu acceso innecesariamente. Por ejemplo, si necesitas trabajar en interiores, particularmente en pasillos estrechos u otros espacios reducidos, un elevador tijera eléctrico liviano, sería más efectivo que uno grande.

Los elevadores más pequeños están específicamente diseñados para pasar a través de puertas de tamaños estándares, operar silenciosamente, no contaminar y tener un impacto mínimo en el entorno circundante.

Esto los convierte en la mejor opción para trabajos en interiores. Por otro lado, si necesitas trabajar al aire libre o en terreno accidentado, una máquina más grande y potente sería probablemente una mejor alternativa.

La elección de una máquina más grande de la que necesitas también puede aumentar tus costos innecesariamente, debido a un mayor precio al comprar o alquilar una unidad más grande, el combustible que consume y otros costos de mantenimiento que acompañan al equipo.

Máquina Insuficiente

Por otro lado, no tener suficiente máquina puede demorarte porque llevará más tiempo realizar las tareas que necesitas empleando un equipo limitado.

Asegúrate de considerar cuántos trabajadores y qué tipo de herramientas y materiales necesitas llevar a la altura de trabajo antes de seleccionar un equipo.

Una plataforma elevadora del tamaño adecuado te permitirá llevar todo lo que necesitas en menos viajes en comparación a otra demasiada pequeño.

Para equipos que operen en terreno accidentado, es importante asegurarse de tener la cantidad correcta de caballos de fuerza (o HPs) y los neumáticos adecuados para manejar cualquier condición del suelo que puedas encontrar.

¿Cómo elegir la plataforma elevadora correcta?

Para asegurarte de elegir el equipo que mejor relación costo / beneficio te genere y que además sea adecuado para el trabajo, deberías hacerte las siguientes preguntas antes de decidirte a comprar o alquilar una máquina.

  1. ¿A qué altura necesitas realizar la mayor parte del trabajo?
  2. ¿Cuánto peso debes llevar al área de trabajo?
  3. ¿Hay limitaciones de espacio a considerar? ¿Entradas o pasillos estrechos por los que deba pasar el equipo?
  4. ¿Con qué tipo y tamaño de material o herramientas está trabajando?
  5. ¿Trabajará adentro, afuera o en ambos?
  6. ¿A qué tipo de superficies y condiciones del suelo se enfrentará el equipo?
  7. ¿Tendrás acceso a una fuente de alimentación constante para cargar las baterías del equipo?
  8. ¿Existen regulaciones en cuanto al uso de equipos diésel en las instalaciones de tu empresa?
  9. ¿Cuánto tiempo necesitas que el equipo funcione de manera ininterrumpida según los horarios de los turnos?
  10. ¿Existen accesorios específicos que serían útiles adicionar?
  11. ¿Existe alguna normativa medioambiental o del área circundante, como ruido, emisiones, etc., que debas cumplir?

Una vez que hayas respondido a estos interrogantes, podrás compartir con mayor detalle tu requerimiento a nuestro equipo comercial.

Igualmente, siempre estaremos gustosos de asesorarte para la correcta elección de los equipos a alquilar o comprar para cada uno de tus proyectos.

¡No dudes en llamarnos!

(0348) 443-6600

Deja un comentario