Prestar mucha atención a los pasos de seguridad que deben seguirse cuando se emplean plataformas elevadoras para prevenir accidentes y lesiones, es crucial. Aquí, nuestras recomendaciones:

Capacitar a los operarios: asegúrate de que tus trabajadores reciban la capacitación adecuada para los diferentes tipos de equipos de elevación que operen.

Usar equipo de seguridad: verifica que tus trabajadores estén usando el equipo con los elementos de seguridad indicados por IPAF.

Realizar inspecciones periódicas: hacer un chequeo visual externo diario para verificar eventuales pérdida de fluidos, cables sueltos, neumáticos con problemas, etc.

Inspeccionar el sitio de trabajo: verificar el área de trabajo en busca de peligros que pudieran poner en riesgo a los operadores.

Considerar las capacidades de la máquina: cada equipo de elevación tiene una capacidad específica de carga y alcance. Nunca permitas que tus trabajadores excedan los valores indicados por el fabricante.

Elegir el equipo correcto para la aplicación: Creer que un único tipo de equipo de elevación puede ser usado en todas las tareas es un error común, y una causa de accidentes. No uses un equipo sólo porque lo tienes en el lugar. Cuenta con nosotros para asesorarte.

Trabajar con precaución cerca de líneas eléctricas: IPAF recomienda no menos de:
15 m + pluma totalmente extendida desde la torre de alta tensión
9 m + pluma totalmente extendida desde postes de baja y media tensión

Considerar la velocidad del viento: está prohibido utilizar el equipo con vientos mayores a 40 km/h.

No sentarse nunca en el borde o trepar al borde de la canasta: tampoco usar tablas, escaleras u otros dispositivos para lograr una posición de trabajo dada. En altura, nunca sacar la parte superior del cuerpo fuera de la canasta.