5 pasos de seguridad a seguir antes de operar una Plataforma Elevadora

5 pasos de seguridad a seguir antes de operar una Plataforma Elevadora

Antes de operar una plataforma elevadora, incluyendo elevadores tijera y brazos articulados y telescópicos, los operadores del equipo debieran completar cinco pasos claves:

  1. Una inspección del lugar de trabajo.
  2. Una inspección previa al arranque.
  3. Una inspección en 360 grados.
  4. Pruebas de funcionamiento.
  5. Completar las tareas de servicio y mantenimiento.

A continuación, el detalle de lo que hay que considerar y cubrir en cada una de estas tareas. Siempre se puede encontrar mayor detalle en el manual de operación y seguridad que acompaña a cada máquina que alquilamos en RK Elevaciones.

#1: Inspección del lugar de trabajo

Antes y durante la operación, los usuarios de las plataformas elevadoras deben tomar precauciones y verificar el área de trabajo. Esto incluye el chequeo de líneas eléctricas, puentes grúa, andamios y otras posibles obstrucciones en la zona de operación.

Se deben también revisar las superficies de operación en busca de agujeros visibles u ocultos, desniveles, obstrucciones, escombros y otros obstáculos potenciales. Además, que las condiciones del terreno sean las adecuadas para soportar la carga máxima de los neumáticos.

Finalmente, revisar el área de trabajo en busca de condiciones de riesgo como ser, por ejemplo, gases inflamables o peligrosos para el operador. La máquina nunca debe utilizarse en entornos peligrosos.

#2: Inspección previa al arranque

Antes de encender cualquier plataforma elevadora, se debe realizar una inspección previa al arranque de la máquina para asegurarse de que el equipo esté en condiciones de operar.

También ayudará a descubrir cualquier indicio que marque que necesita un mantenimiento, detectando pequeños problemas antes de que provoquen paradas inesperadas. Este tipo de inspección incluye, pero no se limita a, los siguientes elementos:

Limpieza: revisar que el equipo esté limpio y sin fugas, escombros, sustancias y/u objetos extraños.
Puerta de la plataforma: verificar que la puerta se cierre y trabe correctamente.
Puntos de sujeción de cuerdas de seguridad: verificar el estado de todos los puntos de anclaje de arneses de seguridad autorizados.
Calcomanías y carteles: verificar que todos estén limpios y legibles, asegurándose de que no falte ninguno.
Manuales de operación y seguridad: asegurarse de que haya una copia del manual de operación y seguridad en el contenedor de almacenamiento resistente a la intemperie.
Batería: Verificar que el equipo haya estado correctamente conectado a la red eléctrica durante el tiempo necesario.
Combustible: mantener el nivel del combustible por encima del cuarto de tanque.
Aceite de motor: asegurarse de que el nivel de aceite esté en la marca lleno en la varilla medidora.

Una inspección previa al arranque también debe incluir una verificación para asegurarse de que todos los dispositivos de seguridad funcionen correctamente, así como una verificación de modificaciones en los componentes del equipo.

Si el equipo está equipado con accesorios y/o aditamentos, consultar la sección accesorios del equipo en el manual de operaciones y seguridad, o mirar el accesorio instalado en la máquina para obtener instrucciones específicas de inspección, operación y mantenimiento.

#3: Inspección en 360 grados

El uso frecuente de los equipos puede generar desgastes o daños progresivos que es posible detectar en determinadas circunstancias haciendo una inspección diaria del equipo.

En RK Elevaciones hacemos inspecciones profundas y los ajustes necesarios antes de alquilar un equipo y durante el alquiler inspecciones programadas para asegurar el buen funcionamiento.

Tomarse el tiempo todos los días para hacer un recorrido de 360 grados de la máquina ayudará a localizar estas variaciones lo antes posible.

El recorrido debe incluir una inspección visual minuciosa de todos los componentes críticos de la máquina, incluidos el chasis, el compartimiento del motor, las conexiones eléctricas, fugas hidráulicas, los sistemas y comandos de control antes de a la operación. El manual de operaciones y seguridad de una máquina es el mejor recurso para consultar sobre cómo realizar una inspección visual adecuada.

#4: Pruebas de función

Una vez que se complete la inspección visual, se debe realizar una verificación de funcionamiento en todos los sistemas de la máquina para asegurarse de que estén funcionando correctamente. Esto debe hacerse en un área libre de obstrucciones aéreas y a nivel del suelo.

En las plataformas elevadoras, el operador del equipo realiza las pruebas de funcionamiento desde el comando de suelo de la máquina, luego desde el comando de control en la plataforma y con la máquina en la posición replegada. Se debe consultar siempre el manual de operaciones y seguridad de la máquina para realizar las pruebas específicas.

#5: Completar las tareas de servicio y mantenimiento

Para garantizar el uso seguro de las plataformas elevadoras, las máquinas no deben operarse hasta que se hayan realizado todas las inspecciones y pruebas funcionales según lo especificado. Al no realizar las tareas previas a la operación, los operadores de equipos podrían pasar fácilmente por alto algunos problemas obvios o incluso graves de la máquina.

Si durante cualquiera de estas inspecciones o pruebas de funcionamiento la máquina no funciona correctamente, debe apagarse inmediatamente e informar al personal de mantenimiento correspondiente. No se debe operar una plataforma elevadora hasta que se haya declarado que los equipos estén en condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba